LIMITACION PRECIO GAS COMISION EUROPEA (1)

La limitación del precio del gas, la nueva medida para abaratar el recibo de la luz

¿Será la factura de la luz más barata en los próximos meses?

Nos encontramos delante de un récord histórico en la subida de los precios de la energía. Los mercados energéticos nacionales e internacionales están experimentando grandes tensiones respecto al abastecimiento y precios de los últimos tiempos. 

La Comisión Europea ha aprobado recientemente una medida propuesta por España y Portugal destinada a reducir el precio de la electricidad en el contexto de la crisis energética, debido al aumento de los precios del gas como consecuencia de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y un conjunto de otras circunstancias, como por ejemplo el propio diseño marginalista del mercado mayorista de la electricidad

Se trata de un mecanismo excepcional, aprobado el pasado mes de mayo por el Consejo de Ministros (plasmado en el Real Decreto-ley 10/2022), que limitará el precio del gas y pretende reducir la factura de la electricidad en la Península Ibérica. Un mecanismo de ajuste para disminuir los costes de producción de las centrales eléctricas con una fuente de alimentación proveniente de los combustibles fósiles y aminorar el precio de la electricidad en el mercado mayorista.

El recibo de la luz, entre un 15 y un 20% más barato

La limitación permitirá que el precio del gas, que se repercute en el precio de la electricidad, esté limitado a 40 euros/MWh a partir de este mes de junio. El pago diario se calcula como la diferencia de precio entre el precio de mercado del gas natural y un límite máximo del precio del gas fijado. En concreto, el límite de precio efectivo se fijará en 40 euros/MWh durante los seis primeros meses de aplicación de la medida, a partir del séptimo mes, este límite se incrementará mensualmente en 5 euros/MWh al mes, lo que dará lugar a un límite de precio de 70 euros/MWh en el duodécimo mes. 

La modalidad de la ayuda será el pago de una subvención directa a los productores de electricidad con el fin de financiar una parte de sus costes de combustible. En total supondrá una reducción del precio de la electricidad en el mercado mayorista de unos 120-130 euros, a diferencia de los 210 euros/MWh en los que se situó el precio durante el primer trimestre del 2022.

Una medida temporal 

La medida temporal de emergencia que limitará el precio del gas estará vigente durante 12 meses y se verá reflejado en la factura de la luz a partir de este mismo mes de junio. Es de un carácter estrictamente temporal, solo se aplicará hasta el 31 de mayo de 2023 y beneficiará a todos los consumidores: hogares, empresas e industria. El efecto será inmediato en los consumidores con tarifa PVPC y la tarifa de luz por horas.

¿Cómo se financiará?

La medida tiene un coste de 8 400 millones EUR (6 300 millones EUR correspondientes a España y 2 100 millones EUR a Portugal) y se financiará mediante dos partes, por un lado, a través de «rentas de congestión», en concreto, las que las rentas económicas obtenidas por el gestor de la red de transporte español como resultado del comercio transfronterizo de electricidad entre Francia y España y, por otro lado, parte del coste se cubrirá con una cuota impuesta por España y Portugal a los compradores que se beneficien de la medida.

El coste de la medida

A pesar de que el efecto de la medida debe ser en todo momento una reducción significativa del precio de la electricidad, conviene centrarse en cómo se repercutirá tal coste entre todos los consumidores de electricidad. El mencionado Real Decreto-Ley articula un sistema de reparto del coste entre todos los consumidores de electricidad que disponen de contrato en modalidad variable. De este modo, si bien se limita el precio del gas que se repercute en la electricidad, el ajuste lo acaban financiando todos los consumidores beneficiados. 

La consecuencia de lo anterior es que cuanta mayor necesidad de uso de ciclo combinado de gas haya, mayor va a ser el coste de ajuste para el consumidor. Por lo tanto, el impacto en positivo o en negativo de la medida vendrá determinada por la necesidad de uso del gas natural en el mix diario de generación. Si la necesidad de uso de gas natural es alta, bien por falta de generación renovable o bien por puntas de demanda que deban cubrirse con esta tecnología, la efectividad de la medida se verá seriamente reducida.

Por otro lado, para los demás consumidores con contratos a precio fijo no habrá ninguna rebaja inmediata. Lo que puede suceder es que muchos de ellos pasen a contrato variable, y en consecuencia, entrarán también a cubrir el coste del ajuste.

Blogs relacionados 

OMIE: ¿Cómo se determina el precio de la luz?

¿Por qué el precio del gas afecta tanto al precio de la electricidad?

Compartir


IMPLEMENTA EL PROTOCOLO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Reduce los costes energéticos de tu empresa entre un 30% y 70%