IMAGEN INSTALACION FOTOVOLTAICA SOBRE EL SUELO

Instalación Fotovoltaica Aislada: La solución para instalaciones aisladas de la red

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas de la red son ideales en regiones donde la conexión a la red eléctrica no es posible o no está prevista su instalación debido a los costes de desarrollo y construcción de los sistemas eléctricos, situación que se repite en zonas rurales remotas. 

Tipos de instalaciones fotovoltaicas

A grandes rasgos, podemos diferenciar dos tipos de instalaciones fotovoltaicas; las que están conectadas a la red, ya sea para autoconsumo o generación, y las instalaciones fotovoltaicas aisladas de la red. 

  • Con conexión a la red: Existe una convivencia entre el consumo de energía proveniente de las placas solares y la red. Durante las horas de radiación solar, se prioriza el consumo de la energía generada, pero si la instalación demanda más energía de la producida o nos encontramos fuera del horario de radiación solar, la instalación deberá consumir de la red. 

Con este modelo, existe la opción de verter a la red los excedentes, ya sea mediante compensación o venta.

  • Aisladas o sin conexión a la red:  Este tipo de instalaciones no están conectadas a ninguna fuente de energía de la red eléctrica de distribución, por lo que toda la energía que necesiten la deberán producir. 

Existen diferentes formas de afrontar una inversión en fotovoltaica en instalaciones aisladas, ya sea mediante la combinación fotovoltaica – grupos electrógenos y/o baterías de acumulación. 

¿Qué es una instalación fotovoltaica aislada?

Tradicionalmente, las instalaciones aisladas de la red funcionaban mediante el uso de grupos electrógenos y consumo de diésel, con unos costes por kWh muy superiores a los que pagarían por consumir la energía de la red, pero era la única solución al no tener ninguna fuente de energía de la red eléctrica cercana.

Con la aparición de la fotovoltaica, tenemos la opción de reducir de forma efectiva la factura de gasóleo y eliminar definitivamente el uso de grupos electrógenos en instalaciones aisladas de la red. 

  • Fotovoltaica y baterías de acumulación: Con la instalación de placas solares, conseguimos generar la energía necesaria para trabajar las 24 horas del día, ya que toda la energía sobrante, se irá almacenando a las baterías de acumulación. 

Durante las horas sin radiación solar, la instalación consumirá la energía almacenada en las baterías de acumulación. 

  • Fotovoltaica y grupos electrógenos con o sin acumulación: Existe la opción de combinar la instalación de placas solares con grupos electrógenos y baterías de acumulación. Durante las horas de radiación solar, la instalación consume la energía generada por las placas solares y el resto de horas, la energía consumida se produce mediante los grupos electrógenos. 

Existe la opción de instalar baterías de acumulación, aprovechar toda la energía solar al máximo y usar los grupos electrógenos solamente cuando no quede energía en las baterías de acumulación. 

IMAGEN TEJADO CON FOTOVOLTAICA EMPRESA

Imagen: Instalación de autoconsumo aislada más grande de España realizada por EDF Solar en la Comunidad de Madrid.

Aplicaciones de fotovoltaica aislada

La instalación de fotovoltaica aislada le conviene a todas aquellas empresas o instalaciones, que al no tener acceso a la red, están consumiendo la electricidad mediante grupos electrógenos, en su gran mayoría, empresas ganaderas.

También, podemos encontrar otras aplicaciones cómo son las bombas de agua, para regadío, cámaras de refrigeración y otras instalaciones aisladas con consumo eléctrico. 

GSE Eficiencia Energética recomienda

GSE Eficiencia Energética recomienda a todos sus clientes con instalaciones aisladas a la red, proyectar una instalación fotovoltaica con baterías de acumulación y la opción de mantener grupos electrógenos para momentos puntuales de necesidad o emergencia. 

La gran viabilidad de una instalación de este tipo, proviene del ahorro importante en gasóleo y en muchos casos del ahorro en el alquiler o compra de los grupos electrógenos. En pocos años, la instalación fotovoltaica aislada, quedará amortizada si la comparamos con el uso exclusivo de grupos electrógenos y gasóleo. 

Por lo que, todas aquellas empresas que dispongan de espacio suficiente para la instalación de placas solares, inversor y baterías de acumulación, además de conocer la potencia necesaria y consumo en las diferentes horas del día, previo estudio de viabilidad técnica y económica, se les recomienda acometer una inversión de este tipo. 

Compartir


IMPLEMENTA EL PROTOCOLO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Reduce los costes energéticos de tu empresa entre un 30% y 70%