PPA On-site y PPA Off-site

Fotovoltaica con PPA: la alternativa más económica para todo tipo de empresas

En un contexto impredecible como el actual, con los precios al alza, el futuro de toda empresa pasará por la capacidad de resiliencia y de adaptación a las nuevas tendencias del mercado, sobre todo si están relacionados con el coste de la energía. Una de las principales preocupaciones de toda pequeña, mediana y grande empresa es cuánto van a pagar el día de mañana por la electricidad y es que, hoy en día, una de las principales características del mercado de la electricidad es su alta volatilidad. 

Para hacer frente a estas fluctuaciones existen alternativas como los PPA (Power Purchase Agreement), que suponen mucho más que un buen precio. Se trata de un acuerdo de compraventa de energía limpia, generalmente a largo plazo, entre un desarrollador renovable y un consumidor, normalmente empresas con un consumo eléctrico elevado, aunque se presenta como una alternativa más económica también para medianas y pequeñas empresas. 

Para las pymes, la fotovoltaica con PPA es una forma de evitar la tendencia al alza de la luz, ya que te permite negociar el precio de la energía entre el generador o la comercializadora y el consumidor final y comprar la energía a largo plazo. Actualmente, y según la tendencia al alza que se advierte de los últimos datos recogidos por los operadores, se prevé que el megavatio hora se mantenga este 2022 a un precio muy elevado, entre los 250 y 300 euros, con lo cual un PPA sería una de las alternativas más económicas de evitar un sobrecoste futuro. Según la ubicación del consumidor, existen dos tipologías de PPA:

PPA Off-site y sus ventajas fiscales 

Ubicación

La producción de la energía limpia no es la misma que la ubicación del consumidor, que en este caso no incluye el suministro físico de la electricidad, ya que la generación puede estar a cientos de kilómetros del punto de consumo y están conectadas a la red eléctrica nacional. 

Mantenimiento y revisión de la planta fotovoltaica

Este tipo de contrato se asocia a un parque de energía fotovoltaica y se encuentra conectado a la red eléctrica del país, con lo cual no hay que hacerse cargo de ningún mantenimiento o revisión. 

Precio del PPA

En el acuerdo financiero, la empresa fija junto con el desarrollador renovable un precio de salida de la energía renovable, si esta se vende por encima del precio del PPA, el productor liquida la equivalencia a la empresa, en caso contrario, lo que sucedería es que la empresa se encargaría de pagar la diferencia hasta el precio del mercado a la comercializadora.

Ventajas fiscales

Una de las ventajas principales de este tipo de acuerdo es de carácter fiscal, ya que conlleva una mayor deducción monetaria al no contar como una deuda sino como un gasto mensual por compra de electricidad, por lo que el ahorro es aún mayor. Tampoco se contabiliza en la Cirbe, la base de datos que recoge la información de los préstamos, créditos, avales y garantías que cada entidad declarante mantiene con sus clientes.

Elección de la comercializadora y propiedad de la planta

El cliente consigue estabilidad frente a un mercado de precios muy volátil y además obtener un precio estable a largo plazo, además de poder elegir libremente la comercializadora. Al final del contrato, el cliente no se queda con la instalación. 

PPA On-site, una alternativa de autoconsumo al alza 

Producción

En este caso, la producción de la energía limpia se produce en la misma ubicación del consumidor, generalmente en las mismas instalaciones del cliente. Por lo tanto, la energía va desde la instalación fotovoltaica al consumidor y en consecuencia se consigue reducir considerablemente la factura de la luz. 

Mantenimiento y revisión de la planta fotovoltaica

La inversión de la instalación fotovoltaica, los costes de operación y mantenimiento van a cargo de la empresa instaladora durante los años de duración del contrato, por lo que el consumidor final se puede olvidar de la gestión

Precio del PPA

A través de esta fórmula de contratación entre comercializadora y consumidor final, se llega a un acuerdo de compraventa de energía limpia a largo plazo (con una duración según las necesidades del cliente) y a un precio fijo. La energía generada por la instalación se ofrece al cliente a un precio más competitivo durante el período de acuerdo.

Ventajas fiscales

En el PPA On-site tampoco se computa en la Cirbe. 

Propiedad de la planta

Además, al finalizar el contrato de PPA, el cliente puede adquirir la instalación por un valor residual y seguir consumiendo su propia energía el resto de vida útil de la instalación. Al pasar a su propiedad, la rentabilidad será superior, pero deberá hacerse cargo de todos los costes de mantenimiento y gestión de los excedentes. 

GSE Eficiencia Energética como consultoría especializada en gestión de proyectos renovables en pequeñas, medianas y grandes empresas, acompañará la empresa en todo el proceso de negociación y búsqueda de la mayor viabilidad del proyecto a largo plazo. 

Al finalizar el contrato de PPA, GSE Eficiencia Energética gestionará el mejor precio para la venta y/o compensación de excedentes de tu instalación fotovoltaica.

Compromiso con el medio ambiente y la transición energética 

Para la empresa, cabe destacar que proporciona los mismos atributos medioambientales que las otras formas de financiar una instalación fotovoltaica. Supone el suministro de energía limpia, libre de generación de CO2, y una inversión en un activo renovable que en el futuro reducirá la generación de energía con procedencia de fuentes contaminantes. 

Toda la energía que se consuma de la generación fotovoltaica será energía limpia, permite a las empresas tomar acciones sostenibles, como el consumo de energía limpia y conocer el origen de la energía consumida.

 

 

Compartir


IMPLEMENTA EL PROTOCOLO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Reduce los costes energéticos de tu empresa entre un 30% y 70%